MIOPÍA

CIRUGÍA REFRACTIVA:

 

DEBIDO A QUE EL GLOBO OCULAR ES MÁS LARGO QUE LO NORMAL, LOS RAYOS LUMÍNICOS FORMAN LA IMAGEN DELANTE DE LA RETINA, PROVOCANDO ASÍ UNA VISIÓN BORROSA DE LOS OBJETOS LEJANOS Y UNA NÍTIDA DE LOS CERCANOS.

 

TRATAMIENTOS QUIRÚRGICOS

 

LÁSER EXCIMER LASIK

 

Es una intervención breve en la que se utiliza anestesia tópica (con gotas); es ambulatoria y conlleva una rápida recuperación. Se realiza en pacientes con miopía, hipermetropía y astigmatismo moderado.

El método consiste en la realización de un corte, flap o bisagra corneal mediante un haz de láser intralase. Luego, se talla la zona corneal subyacente con el láser y por último se vuelve a colocar el flap, que se adhiere por sí mismo en un lapso máximo de 24 horas. Al día siguiente de la intervención, el paciente ya puede desarrollar sus actividades cotidianas con normalidad.

 

LENTE DE CONTACTO INTRAOCULAR (ICL)

 

Implica la colocación de una lente intraocular con las dioptrías necesarias dentro del ojo, delante del cristalino. Este tipo de cirugía se puede realizar en pacientes con miopía, astigmatismo o hipermetropía.

 

IMPLANTE DE LENTE INTRAOCULAR MULTIFOCAL (TRIFOCAL)

 

Es una intervención en la que se reemplaza el cristalino natural por una lente intraocular multifocal (trifocal). Es ambulatoria e  indolora y se realiza con anestesia local en gotas. Este procedimiento corrige además otros defectos refractivos, como la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía, lo que le permite al paciente independizarse de sus anteojos.