→ Especialidades / Vías Lagrimales y Obstrucciones lagrimales

¿Qué son las Vías Lagrimales y Obstrucciones lagrimales?

La vía lagrimal es el sistema que permite el drenaje de las lágrimas que son producidas por la glándula lagrimal. Este sistema con frecuencia puede estar alterado afectando los orificios de drenaje.

Ocasionalmente la vía puede obstruirse (por una combinación de factores) por debajo del saco lagrimal, produciéndose la dilatación inflamatoria del mismo denominada dacriocistitis (en un primer momento en forma aguda y secundariamente en forma crónica).

→ Causas de las obstrucciones lagrimales:

  • Problemas que afectan a la glándula lagrimal: anomalías congénitas, dacrioadenitis o tumores o glándula lagrimal inflamada.
  • Problemas que afectan a los puntos lagrimales: agenesia, disgenesia y estenosis u obstrucción.
  • Problemas que afectan al saco lagrimal: dacriocistitis, dacriolitis y tumores.
  • Problemas que afectan al conducto nasolagrimal: sobre todo, su obstrucción.

→ Tratamiento

Para abordar los problemas del aparato lagrimal, se emplean diferentes pruebas diagnósticas, como los sondajes o la dacriocistografía y diferentes tratamientos o técnicas quirúrgicas, como la dacriocistorrinostomía, en caso de obstrucciones. La dacriocistorrinostomía consiste en la realización de una apertura a nivel del hueso nasal y que se denomina osteotomía. Esta apertura se puede realizar:
  • A través de una pequeña incisión en la piel, lo que se conoce como Dacriocistorrinostomía externa.
  • Por vía endonasal o Dacriocistorrinostomía interna. En este caso, la intervención se puede realizar empleando un microscopio óptico, un endoscopio quirúrgico o un láser.
Esta cirugía se suele realizar de forma ambulatoria empleando anestesia local o general potenciada con sedación y analgesia. Además, es habitual que durante la cirugía se coloque una prótesis de silicona en la vía lagrimal de manera temporal para que el nuevo orificio se mantenga abierto y para asegurar su permeabilidad y el correcto drenaje. Esta prótesis se mantendrá durante un tiempo variable y se retirará dependiendo del criterio del cirujano y en función de la evolución de la cicatrización.

Una vez diagnosticado, el tratamiento puede incluir cirugía, láser o medicación, dependiendo de la gravedad del glaucoma. Habitualmente, para el control inicial del glaucoma se recurre a gotas para los ojos conjuntamente con medicación para lograr la reducción de la PIO, que ayudan a controlar la presión intraocular y evitar daños permanentes. En casos avanzados, se procede a la cirugía láser o cirugía con implante para disminuir de forma segura y eficaz la presión intraocular.

Sucursal Lanús Oftalmología & Medicina Estética
Presidente Quintana 37, Lanús Oeste, Buenos Aires, Argentina
Lunes a Viernes 9:00 a 18:00
Sábados 9:00 a 13:00
Sucursal Recoleta Medicina Estética
Marcelo T. de Alvear 1277- 1º Piso Dpto. 12, CABA, Argentina
Lunes a Viernes 9:00 a 18:00
Sábados  9:00 a 13:00